La alopecia es una caída excesiva del cabello que la cual lleva a la persona a la calvicie debido a su efecto degenerativo del cuero cabelludo.

Se estima que durante la alopecia la persona puede llegar a perder unos 120 cabellos diarios y esta puede afectar tanto a hombres como a mujeres, aunque es el primero el más afectado.

Aunque la calvicie también puede presentarse en las personas a través de herencia genética, existen otros factores que afectan a quienes no tienen registro en su familia con alopecia.

Principio de alopecia

Toda persona puede llegar a perder entre 50 y 100 cabellos diarios, pero cuando esta pérdida supera los 120 se puede considerar la alopecia como un mal en camino.

En ese sentido y haciendo énfasis en la herencia genética, la alopecia androgénica puede afectar a 1 de cada dos hombres, quienes tienen predisposición entre sus familiares anteriores.

Esta pérdida del cabello puede ser leve, ocasionando calvicie en ciertas zonas o total, lo que lleva a la persona a la pérdida completa de su cabello.

Tratamiento contra la alopecia

Existen pocos elementos capaces de causar la pérdida del cabello en las personas, una de ellas es el estrés o el consumo de sustancias nocivas como el cigarro.

En en el caso de los hombres, este mal llega por carga genética. Es decir es transmitido por otro pariente que haya sufrido esta condición estética.

Sin embargo, cuando la calvicie es inducida por agentes externos ajenos a los genéticos se recomienda el uso de ciertos medicamentos tanto sintéticos como naturales para combartirlo.

En ese caso el minoxidil y la finasterida han demostrado ser los principios activos con más eficacia a la hora de combatir la alopecia en las personas.

Cómo prevenir la alopecia

En este sentido, y según la alopecia, esta condición puede verse limitada en su prevención ya que quienes tengan factores de predisposición genética son los más afectados, ya que para ellos el tratamiento es inservible.

Aunque cuando la persona se enfrenta a una alopecia difusa la cual es causada por alguna enfermedad como alteraciones de tiroides, diabetes mellitus y algunas infecciones.

Este tipo de alopecia puede ser paliada por medio de una buena alimentación equilibrada acompañada de un estilo de vida igualmente sano.

Esto ayudará a prevenir la formación de hipoproteinemia y a un déficit de hierro o algún otro nutriente que pudiera favorecer la caída del cabello.