Los gatos son las mascotas más comunes, después de los perros, que podemos hallar en cualquier hogar ya que estos felinos se han ganado el cariño de muchísima persona por su particular personalidad.

En la actualidad, vemos en las redes sociales como los dueños de estos animales comparten sus mejores momentos en los muros de sus perfiles, al mejor estilo de la antiguo Egipto, donde la adoración a los gatos era considerada una acción divina.

Ciertamente, estas hermosas mascotas no solo tienen belleza, también encierran potenciales peligros por lo que siempre se ha recomendado cuidarse de infecciones por exposición a su excremento, orina o incluso su pelaje.

El arañazo de un gato puede ser mortal

Los arañazos de gatos pueden ser mortales

Pero ahora, lo que antes era un mito se ha vuelto realidad ya que un grupo de científicos han comprobado que un simple arañazo de un gato puede desencadenar infecciones tan peligrosas que pueden acabar con la vida de la persona.

En concreto, los Centros para el Control de la Prevención de Enfermedades (CDC) en Estados Unidos han puesto en evidencia dicho mal que eleva la peligrosidad en estos felinos tan queridos por los humanos.

La investigación llevada a cabo por científicos de los CDC ha detallado que los gatos son portadores de bacterias que son potencialmente peligrosas para los humanos, dicho estudio fue publicado por el diario británico Metro.

La denominada Enfermedad por Arañazo de Gatos, como ha sido calificada, puede inducir en el individuo fiebre e inflamaciones que en determinados casos puede provocar la muerte en la persona.

La batería en cuestión es la Bartonella Henselae, la cual es portada en mayor medida por los cachorros de gatos o gatitos que los gatos adultos. He aquí un vector importante ya que los felinos a esa edad son más tocado por las personas.

Por lo que el riesgo es elevado ya que los gatos pequeños pueden arañar a las personas con más frecuencia que lo que los gatos adultos pudieran hacer.

En este sentido, Christina Nelson, una epidemióloga del CDC explicó que el impacto y el alcance de esta infección resultó ser “mucho mayor que lo pensado”.

En este sentido y si mantienes contacto constante con gatos, debes elevar el nivel de higiene en ellos y en ti para evitar cualquier tipo de enfermedades o infecciones a raíz de un arañazo de estos. Por lo que lavar tus manos y cara una vez que los hayas tocado es una necesidad imperante.