Es claro que no dormir bien puede ocasionar grandes problemas a tu salud como obesidad, problemas cardiovasculares, diabetes y demás.

Mantener una buena salud no solo se limita a hacer ejercicios y comer bien, eso es tan solo parte de un compendio de necesidades que tu cuerpo tiene para funcionar correctamente.

También será necesario que cada día duermas lo suficiente para que así puedas sentirte mejor al otro, sin tener que pasar por la fatiga o desgaste de tu organismo.

Uno de los factores que más es afectado por no dormir bien es la concentración, ya que si abusas de tu cuerpo al no descansar bien, notarás que al día siguiente tu concentración ha desmejorado.

Así afecta tu concentración no dormir bien

Así afecta tu concentración no dormir bien

Hasta ahora, se conoce que los problemas del sueños con considerados una epidemia global que afecta a más del 45 % de la población mundial, así lo ha detallado la Asociación Mundial de Medicina en un reciente informe.

Ellos han hecho énfasis en que dormir bien representa uno de los pilares para mantener una buena salud junto a una buena alimentación y actividad física.

Cuando no duermes bien, sometes a tu mente y cuerpo a una serie de trastornos que puede afectarte en gran medida, incluso en tu comportamiento.

Claro esto se incrementa en las personas con problemas mentales ya diagnosticados, ya que la privación o no dormir bien puede exacerbar los males de la persona haciéndolo sentir peor.

En estos casos, es necesario pedir ayuda psicológica que permita combatir los efectos negativos de no dormir bien ya que los problemas de insomnio relacionados pueden ser tratados mediante medicamentos o terapia de conducta.

La falta de sueño puede afectar también la capacidad de recuperación de la memoria y del aprendizaje, ya que no dormir bien afecta negativamente nuestra capacidad cognitiva. No dormir bien hace que el cerebro no logre descansar durante el tiempo adecuado, lo que a su vez hace que este esté agotado al día siguiente lo que lo obligará a trabajar de manera forzada.

Esto afecta tu capacidad de concentración y de enfoque en tareas que antes eran fáciles de solventar para ti. Por lo general, la falta de sueño lleva también a un desgaste de nutrientes por lo que no solo basta con dormir bien sino que también debes complementarlo con el consumo de una dieta adecuada.

Para que un una persona tenga un buen sueño durante la noche, es necesario tres elementos importante para que esto se pueda dar y así no te invada la fatiga al día siguiente: En este sentido, la duración estimada debe ser de 7 a 9 horas diarias, debes dormir continuamente, sin interrupciones. Y el sueño debe ser a profundidad para que su efecto restaurativo.