La diarrea se caracteriza por el aumento en la cantidad de deposiciones las cuales son líquidas y en grandes cantidades que puede imposibilitar a la persona según su gravedad.

Se considera que una persona presenta diarrea cuando:

  1. Las deposiciones son frecuentes o de más de tres veces al día
  2. Su consistencia es menos dura y más líquida
  3. Aumento en la cantidad de deposiciones al día que superan los 25 gramos diarios

Según el tiempo que dure puede ser grave si no pasa de dos semanas o crónica cuando sobrepasa este tiempo. En ambos casos la persona afectada se enfrenta a un eventual cuadro de deshidratación.

Causa de la diarrea

Causa de la diarrea

Las causas de la diarrea pueden ser varias, desde una simple indigestión hasta una afección que comprometa el aparato digestivo del individuo.

Una de cada tres personas puede presentar diarrea que puede durar unos cuantos días hasta semanas de acuerdo a la gravedad de la misma.

Entre los problemas más comunes que derivan en la diarrea están:

  • Enfermedades infecciosas
  • Intolerancia a los alimentos
  • Síndrome de intestino irritado
  • Entre otros

Por lo general la diarrea es acompañada por otros síntomas como las náuseas y los vómitos

Cuando una persona presenta un cuadro de diarrea, su cuerpo empieza a padecer la pérdida de mucho líquido y electrolitos, que puede ocasionar problemas circulatorios en casos extremos.

diarrea

De aquí la importancia de que la persona con diarrea beba mucho líquido ya que esta condición la deshidratará de forma muy rápida.

Esto puede ser agua mineral o infusiones o preparados a base de electrolitos los cuales son vendidos en las farmacias y estos contienen la cantidad exacta que requiere el cuerpo.

En el caso de que haya alguna complicación en la diarrea, se recomienda que acudas a tu médico de confianza para que él te recete el tratamiento adecuado y puedas superar esta enfermedad de manera efectiva.