Las grandes marcas de telefonía móvil cada año nos envuelven en sus feroces estrategias de marketing muy bien planificadas para condicionarnos y hacernos creer que necesitamos sí porque sí su última terminal insignia

Y claro, millones de personas caen en ese juego en el que todos somos manipulados, es inevitable no soñar desear tener el último iPhone, sobre todo por todas las cosas que ofrece. Pero si lo piensas determinadamente entenderás que comprártelo no te hará ni más feliz, ni con más dinero.

Al contrario, adquieres una especie de condena de 12 a 24 meses en “cómodas cuotas” entre tu distribuidor y tu operadora de telefonía móvil, porque no solo es comprarlo, sino mantener la renta básica para que siempre puedas contar con una óptima conexión a Internet móvil.

A todos mis amigos, a quienes tienen iPhone, siempre les digo que lo vendan y utilicen ese dinero para que lo inviertan en algún negocio que le permita tener todas las comodidades que quiera y sobre todo, la libertad de poder contar con tu propio ingreso monetario sin tener que depender de una quincena de alguna empresa.

Forma de invertir el dinero que quieres usar para comprarte un iPhone

Los fondos de inversiones siempre han sido una de las alternativas más viables a la hora de disponer de cierta cantidad de capital con el objetivo de obtener algún beneficio económico mayor. Una de ellas es Motif que te ayuda a realizar inversiones factibles y sencillas.

En Motif, los paquetes son creados mediante su clasificación según la industria, por lo que te muestra su nivel de riesgo y a la vez otras variables que debes tener en cuenta a la hora de realizar cualquier inversión.

Por lo general, siempre es bueno contar con un asesor en estos temas como un economista o abogado y todos en este mundo solemos tener algún amigo con esas especialidades estudiadas, por lo que solo basta invitarles un buen café y diseñar estrategias de inversión en conjunto.

Lo otro que puedes hacer es dirigirte a cualquier entidad financiera y solicitar información referente a los fondos de inversión que tengan a la mano para que te la permitan y las estudies a fin de determinar en cuál sería mejor invertir.

Sean 650 o más de 1000 dólares lo que destines para comprarte un nuevo iPhone, bien puedes disponerlos para multiplicarlos mediante la inversión planificada bajo una buena estrategia.

Sea cual sea tu decisión, si decides por la inversión ten en cuenta que enfrentarás a un mercado altamente demandado y con niveles de riesgos variados, por lo que debes tomar todas las previsiones posible para que tu dinero se multiplique, no se reste.