Las meriendas entre comidas son tan necesarias para mantener siempre activo ya que por lo general, la hora de las comidas están lejos entre sí. Por lo que siempre es bueno tener reservas a la mano que te permita ingerir cualquier alimento o dulce cuando sea necesario.

Claro, la idea no es que tengas una bolsa llena de dulces, galletas y demás en tu bolso ya que incurrir en el consumo de estos puede causarte daños irreversibles, pero si puedes tener algunos que otros como las magdalenas caseras esponjosas.

Si buscas una alternativa para siempre tener alguna merienda muy rica y que puedes preparar como quieras agregándole diferentes ingredientes para potenciar su sabor, por lo que si quieres aprender a preparar unas ricas magdalenas caseras esponjosas, lee a continuación:

Magdalenas caseras esponjosas

Magdalenas caseras esponjosas

No toda persona tiene la suficiente fuerza de voluntad para decirle no a algún dulce y más si es uno casero ya que estos suelen ser mucho más sabrosos por el tipo de preparación y la inclusión de algunos ingredientes que en gran medida suelen ser muchos.

Como el resto de las recetas que has aprendido aquí en Explicalo.net esta es igualmente sencilla de realizar ya que todos sus ingredientes puedes conseguirlos en cualquier lugar como supermercado o tienda de abarrotes.

Para realizar una mezcla para una 24 magdalenas será necesario los siguientes:

350 gramos de harina de trigo
100 ml de aceite de oliva extra virgen
100 ml de aceite de semillas o de girasol
250 ml de leche
3 huevos
200 gramos de azúcar blanco
1 pizca de sal
16 gramos de levadura
Ralladura de un limón y medio

Preparación

Preparación

Será necesario un bol grande para colocar los ingredientes dentro y así mezclarlos de manera correcta, en él colocarás los huevos seguida de la azúcar blanca. Bate todo de manera enérgica bien sea con una varilla metálica o con un batidor.

Sabrás que está lista cuando la mezcla se vuelva blanca y el azúcar esté disuelta por completo. Luego será necesario rallar la cáscara de un limón y medio para añadirla al preparado anterior junto a la pizca de sal.

Luego de esto, será necesario incorporar el aceite de oliva como el de semillas, hazlo poco a poco mientras vas mezclando todo para que ambos se integren de manera adecuada al preparado.

Luego de eso tendrás que agregar la leche de igual forma, poco a poco mientras mezclas. De último será necesario añadir la harina y la levadura tamizadas, en otras palabras, tendrás que pasarla por un colador para filtrar cualquier grupo o apelmazamientos. Bate continuamente hasta que sea una mezcla sin grumos.

El tiempo de reposo en este preparado es esencial por lo que será necesario que lo respetes a cabalidad de modo que las magdalenas caseras esponjosas queden riquísimas. Por lo general se necesitan uno 30 minutos para esto.

En ese sentido, tendrás que dejar que la levadura haga su trabajo al cubrir el bold con papel film para introducirlo a la nevera. Siempre se recomienda que se haga desde la noche anterior para que al siguiente día el horneado quede perfecto.

Luego de ese tiempo de reposo necesario, procede a precalentar el horno hasta llegar a unos 200 grados centígrados, mientras, ve colocando las cápsulas de papel dentro del molde para magdalenas. A continuación vierte la mezcla reposada en cada uno de ellos.

Solo debes ocupar ¾ partes de cada cápsula de papel ya que es la cantidad adecuada para que una vez sean horneadas, no haya ningún tipo de derrame y tus magdalenas caseras esponjosas queden perfectas. Luego de que estén listas, podrás decorarlas como quieras y disfrutar junto a un buen café o algún otro acompañante.